violeta3

24 abril, 2016 - VeoBio

Nueve meses después del parto (Vínculo de apego)

Estoy sumergida en pleno puerperio, por segunda vez. Que diferente es del primero que viví. Son dos personas diferentes, pero también es diferente todo lo que acompaña. Vivimos en otro lugar, nuestra situación familiar es diferente, nuestra situación laboral es distinta, nosotros hemos cambiado. Pero las necesidades de los bebés son las que son, independientemente de todo lo que le rodea “Comunicación permanente, alimentación permanente, contacto permanente” estas necesidades han de ser cubiertas. Así que tratamos de conciliar nuestra vida laboral y familiar.

Cada etapa en nuestra vida nos aporta varios aprendizajes, pues bien , la llegada de Violeta y sus necesidades me están invitando a reflexionar sobre el vínculo entre el bebé y las personas que le rodean.

violetaEl vínculo de apego se forma a partir de la necesidad de protección y cuidados que necesita el bebé como el contacto, el sostén, la voz y la mirada de la madre, el calor y el olor de la madre; y también de las conductas de apego como el llanto, la risa, la succión, que son aquellas que mantienen al adulto a una distancia adecuada en cada circunstancia; estableciendo un lazo afectivo entre la madre y el niño que les impulsa a estar unidos en el espacio y en el tiempo” John Bowlby

Durante todo el embarazo se establece una relación tónica-emocional con el bebé. Los intercambios tónico-posturales que realiza el bebé están en acople con las sensaciones tónico-emocionales y los cambios posturales que realiza la madre. El deseo de tener o no al hijo, expectativas, temores, fantasías, proyectos, la historia personal, familiar y social que rodean al embarazo condicionan ya las características de la relación. La madre establece el vínculo de apego desde el mismo momento que es consciente del embarazo.

El bebé presenta conductas tónico-posturales que le acercan al adulto, Bowlby lo denomina APEGO. El vínculo se va desarrollando hacia aquellas figuras con las que el bebé tiene una interacción. El niño posee capacidades muy tempranas para establecer su vínculo de apego, por ejemplo el reconocimiento del olor maternal, desencadena reacciones de bienestar, colocar una camiseta con el olor corporal de la mamá, favorece que él se relaje, y ayuda a que el bebé permanezca algún ratito sobre la cama si es necesario.

Costa_Rican_Baby_and_MomEl desarrollo del niño está íntimamente ligado a la formación y desarrollo del vínculo de apego con la madre. El contacto, las caricias, constituyen la primera forma de comunicación entre la madre y el bebé, es a partir de donde se realizan los primeros aprendizajes, y de donde nace el afecto y el amor. Una de las cosas que nosotros tratamos de hacer con frecuencia es el masaje infantil a Violeta. Luna y Victor se lo hacen a Violeta, es una forma muy bonita de favorecer la vinculación entre hermanos, luego Luna también quiere masaje, claro.

20160104_181451El vínculo de apego son las relaciones afectivas que el bebé establece con las personas que le rodean. El niño/a lo establece como la confianza y seguridad que deposita en la madre, padre, abuelos…

Es sorprendente como desde tan bebés son capaces de reconocer a las personas cercanas que le rodean, el olor, la voz, el tono corporal… favorecen que el bebé se vincule afectivamente.

En nuestro día a día convivimos con varias familias, en comunidad, Violeta las reconoce desde hace tiempo, ha establecido una relación diferente con cada una,  siendo de gran ayuda para nosotros la aclamada tribu durante la crianza. Pero también hay personas que ella no ve en su día día con los que ya existe una vinculación, y es que con la mirada, con nuestro tono al sostenerla… le trasmitimos muchas cosas, hasta el vínculo familiar, como el de los abuelos, tíos, sobrinos… no la ven todos los días, pero cuando ella está con ellos se percibe esta atracción, amor, vinculación que hay entre ellos.

Poco a poco y a medida que van creciendo , comienzan a elaborar un sistema de apego, que consiste en un patrón de conductas destinadas a mantener la atención y cariño de su figura de apego. Los estilos de apego creados en esta primera etapa de la vida, tienen una importancia crucial puesto que el patrón de conductas aprendido se tenderá a repetir en el futuro.

Es alucinante como funciona el instinto de supervivencia de un bebé, y como se van adaptando a la situación que les rodea.

20160420_1550009Así pues, nuestra segunda crianza esta siendo muy diferente a la primera. Al nacer Violeta nuestra organización familiar se desestabilizó, habíamos logrado un equilibrio perfecto entre las necesidades de cada uno de nosotros tres. Al llegar Violeta se desequilibró, éramos uno más, y ella tenía otras necesidades. Tardamos un tiempo en adaptarnos a nuestra nueva situación. El trabajo de cada día hace difícil poder acompañar a Violeta desde el lugar que me gustaría. Pero es alucinante como ella ante esta situación ha generado sus propios recursos para que sus necesidades estén cubiertas. Así pues desde que nació, nos demanda brazos durante muchos ratos al día. De esta forma se hace presente. Así que además de volvernos super habilidosos a la hora de cogerla y escribir con una mano en el teclado del ordenador, también practicamos porteo durante varias horas al día.

Con Luna nos informamos de todos los beneficios que tenia el porteo. Teníamos muy claro que el bebe necesita contacto y brazos ,sobre todo hasta que logra el desplazamiento por si mismo. Son 9 meses intra utero y 9 extra-utero.

Así lo realizamos. Nos escuchamos varias veces la frase de ” se os va acostumbrar” o ” que lista solo quiere brazos.” Pero teníamos muy interiorizado las necesidades que ella tenía y que nosotros queríamos acompañarla de esta manera. Ahora con Violeta el porteo esta siendo fundamental. Porteamos por disfrute y por necesidad nuestra y de Violeta. Porteamos haciendo la comida, recogiendo la casa, fregando, barriendo, acompañando a Luna, trabajando…haciendo paquetes, en los mercadillos y ferias… Ahora yo me pregunto, ¿cómo lo hacen las madres que no portean?

pajarito pinzonAhora existen muchas opciones para portear, fulares elásticos, mei tai, mochilas, bandoleras… es importante informarse de todas las posibilidades que hay y cual se adapta mas a nuestras necesidades. Nuestra compañera Laura, de Pajarito Pinzón, Psicóloga y Asesora de porteo, ofrece acompañamiento a las familias para elegir su portabebes ergonómico adecuado, en su web podéis encontrar gran variedad de ellos. Os animo a hacerle una visita pinchando aquí.

A través de la piel se integran aprendizajes que provocan una respuesta psicomotriz y emocional del niño. Conteniéndolos en nuestros brazos, porteando… entramos en comunicación con ellos a través del tono muscular, postura, movimiento. Estas reacciones tónico-emocionales y dinámicas son desencadenadas o modificadas por los estímulos que recibe el niño, y por la presencia o acción de las personas que le rodean. Estas a su vez van a constituir señales para los adultos cercanos, expresando una demanda para obtener una respuesta. Esta respuesta a su vez también será interpretada por el bebé desde el lenguaje tónico- postural- dinámico de la madre.

La gratificación, el alivio, bienestar y placer del bebé, es el resultado de un acople tónico- emocional entre el bebé y la madre, que van a instaurar y reforzar el vínculo afectivo entre ambos. Las emociones se plasman en el tono, y este a su vez se refleja a través del gesto y la postura en el movimiento.maria

Si el vínculo de apego genera en el bebé sentimientos de protección, confianza y seguridad éste va a poder ir poco a poco explorando el espacio, los objetos, y las personas que le rodean dando forma y contenido a su tiempo y su espacio.

El vínculo de seguridad y confianza es aquel que genera independencia y motivación para la exploración del espacio, los objetos y personas que rodean al niño. El niño va progresivamente conquistando el espacio y permaneciendo en sus juegos. Por el contrario los niños privados muy tempranamente de figuras de apego significativas renuncian progresivamente a la “exploración”, tienden hacia el aislamiento y la desconexión.

Cuando un niño/a tiene cubiertas sus necesidades básicas, alimentación, higiene, comunicación, afecto… se siente seguro y confiado, pudiendo explorar con libertad lo que le rodea.

 

Ana Remacha

VeoBio/lo natural es jugar

Fuente:

Noelia Losa. Psicomotricidad Vivenciada.

Centro de formación Psicopraxis.

 

Crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR