AI06405

31 julio, 2014 - VeoBio

La canasta de los tesoros

La canasta de los tesoros es una propuesta de juego y aprendizaje que ofrece a los niños/as en el primer año de vida (cuando son capaces de mantenerse sentados) la posibilidad de descubrir el mundo a partir de su propia actividad. Esta dirigida a los niños de 6 a 12 meses. En esta edad pueden sentarse por si solos, pero aún no se desplazan demasiado del lugar. Su creadora fue Elinor Goldschmied, maestra y diplomada en Psiquiatría social.

foto2-3

Es una propuesta que se presenta como “una de las formas importantes de fomentar el juego y el aprendizaje de los bebés, desde el momento en que sean capaces de sentarse cómodamente y antes de que empiecen a gatear” (Goldschmied).
Al presentar el canasta, los niños/as realizan innumerables acciones y permanecen concentrados e interesados por los objetos. Suelen mirarlos, tomarlos, tocarlos, llevárselos a la boca, lamerlos, agitarlos, hacerlos sonar; tomarlos y soltarlos; tomarlos y descartarlos, elegir lo que les gusta y dejar de lado lo que no les gusta. Con todas estas acciones los bebés van descubriendo las características y propiedades de los objetos del mundo, tales como peso, tamaño, forma, textura, sonido, sabor y olor.

imagesEs una actividad de exploración. Para prepararla hace falta llenar una canasta de mimbre con objetos de uso cotidiano escogidos con el fin de proporcionar estímulo y experiencia a los cinco sentidos del niño: la descubierta y el desarrollo del tacto, el gusto, lo olfato, el oído, la vista y del sentido del movimiento del cuerpo.
 Se trata de un conjunto especial de materiales, no de juguetes, que podemos encontrar por casa, confeccionar, recuperar de los comercios o bien comprar.
Sentado junto a la canasta puede desarrollar mejor su capacidad de coordinar ojo, mano y boca, puede acceder más fácilmente a los objetos y llevárselos a la boca para conocerlos.
El niño/a puede elegir aquello que más le interesa y favorece la curiosidad innata por descubrir las calidades y novedades de las cosas.
Con la canasta de los tesoros el niño aprende solo y por él mismo. El adulto, con su presencia y atención, le da seguridad y confianza.

¿Como se organiza?

1. El cesto (o canasta) debe tener unos 35 cm. de diámetro y 10 o 12 cm. de altura, como mínimo. Es fundamental que tenga la base plana, sin asas y que sea lo bastante fuerte como para que el niño/a pueda apoyarse en él sin que se vuelque. Debe ser de paredes verticales y estar hecho de algún material natural, no de plástico ni de cartón (son aconsejables los canastos de mimbre).
2. Hay que llenarlo de objetos hasta el borde, para que el bebé tenga un campo amplio en el que pueda separar y elegir lo que más le atraiga. La selección de los materiales se hará con objetivos creativos y renovadores, pensando y planeando cómo podemos dar a los niños la mejor «dieta mental», equilibrada y estimulante.

3. Se necesita de un espacio cómodo y seguro. Es conveniente tener la canasta en un rincón estable de la sala de juego, sobre una alfombra con almohadones. Los niños/as deben estar sentados con comodidad.pan03
Pueden jugar cómodamente tres niños a la vez como mucho, sentados cerca alrededor de la canasta, para qué puedan acceder muy fácilmente a los objetos con las manos, sin riesgo de desequilibrarse. Hace falta evitar interferencias y favorecer siempre la libre exploración, manipulación, concentración y atención.
4. El adulto debe sentarse cerca, sin hablar ni intervenir, a menos que el niño/a demuestre claramente que necesita que se le atienda.

5. La Canasta de los tesoros debe cambiar y evolucionar continuamente con la introducción de objetos nuevos. Es importante y necesario observar cuales son las preferencias, procesos, actividades y actitudes de los niños con cada objeto para saber con qué criterio haremos la renovación del material. Se renovarán sólo unos cuántos objetos periódicamente, la presencia demasiado prolongada de un mismo objeto no estimula el interés del niño ni satisface su curiosidad de exploración. Los de antes serán puntos de referencia para los niños, y los nuevos serán el estímulo que los hará mantenerse activos, creativos y divertidos.

7. Hay que cuidar y mantener los objetos de la canasta (lavarlos o limpiarlos de forma regular, y eliminar o sustituir los que estén estropeados)

8. Los objetos seleccionados: Estos deben estar hechos de materiales naturales, no de plástico ya que, en la actualidad, la mayoría de los juguetes que se ofrecen, suelen estar fabricados con plástico (de idénticas texturas que sólo varían sus colores y formas).

8. Los objetos seleccionados: Estos deben estar hechos de materiales naturales, no de plástico ya que, en la actualidad, la mayoría de los juguetes que se ofrecen, suelen estar fabricados con plástico (de idénticas texturas que sólo varían sus colores y formas).

9. Una versión extendida podría consistir en hacer cestas de “temas”: telas, madera, metal… y colocar las diferentes cestas en el suelo para que el niño vaya de una a otra.

El papel que deben desempeñar los adultos:

El rol del adulto durante el desarrollo de la actividad es, exclusivamente, ofrecer seguridad con su presencia. Debe estar atento, observar, estar a disposición del niño, responder a sus miradas y búsquedas; pero NO DEBE intervenir de manera activa, en el sentido de estimular sus acciones o llamar su atención hacia algún objeto. Por ello, la propuesta consiste en “ofrecer a un grupo de niños/as, durante un período de tiempo determinado y en un entorno controlado, una gran cantidad de objetos y de recipientes de diversos tipos, para que jueguen libremente con ellos sin que intervengan los adultos”( Goldschmied).
La mayor exigencia para los acompañantes/adultos es el de asegurarse que los objetos no estén muy deteriorados y sean higienizados. Por ello, éstos deben ser cambiados o repuestos con cierta regularidad, pero no todos los días, porque ya sabemos que una única exploración no permite el conocimiento del objeto.

Propósitos del juego de la Canasta de los Tesoros


De lo que se trata para los niños/as, es del desarrollo de la capacidad de elegir; derecho que tienen y deben ejercer desde los primeros días de su vida. Cuando juegan con la canasta, observamos que “ofrece oportunidades infinitas para que el niño/a tome decisiones” (Goldschmied).

También favorece la autonomía y el desarrollo de la atención ya que el modo en que los niños/as juegan y se concentran con los objetos la canasta del tesoros, de manera autónoma, es algo que sorprende a quienes los contemplan por primera vez. La atención puede prolongarse hasta una hora o más si los bebés están cómodos, sin apetito, higienizados y sin otras molestias.

En resumen, la propuesta de juego con la “Canasta de los Tesoros” favorece y enriquece la autonomía intelectual, la atención, concentración y habilidades comunicativas.

MATERIALES:

Objetos naturales:

Piedras de más de 5 cm.
Tapones de corcho.
Conchas.
Piñas.
Esponjas.
Troncos…

Objetos de cartón y de papel:

Libreta pequeña de espiral.
Cajitas de cartón cuadradas, redondas, ovaladas,
Tubos , conos, formas, de cartón
Cajas forradas, papeles con texturas y colores diferentes (papel de lija)…

Objetos de madera naturales.

Cajas pequeñas redondas, ovaladas, cuadradas…
Tamborcito
Sonajeros
Silbato de bambú.
Castañuelas
Botones pasados por un hilo.
Cubos y dados.
Cilindros .
Carritos, bobinas de hilo.
Anillas de cortina.
Cuchara o espátula.
Huevera.
Bol pequeño.
Mano de mortero.
Pinza de tender ropa.
Bolillos.
Platitos.
Cucharón pequeño.
Cuchara de miel.
Carraca
Pinza de rizar el cabello
Huevo de madera .
Argollas de servilleta.
Morteros grande, mediano, pequeño
Recortes de madera.
Cucharas de madera de diferentes tamaños…

Objetos metálicos:

Cucharas de varios tamaños .
Batidor de huevos .
Juegos de llaves.
Abre botellas.
Flanera.
Cepillo para limpieza de biberones
Latas sin ángulos puntiagudos.
Cenicero pequeño.
Moldes de pastel.
Exprimidor.
Anillas metálicas de cortina.
Embudo pequeño.
Armónica pequeña.
Trituradora de ajos.
Silbato.
Clips grandes para papel.
Anillas enlazadas.
Juego de cascabeles (musicales)
Juego de campanas.
Triángulos.
Latas cerradas con arroz, judías, con piedras dentro
Colador, cucharita de té.
Tapas de metal.
Trozos de cadena.
Bocina de bicicleta
Llavero.
Campanas pequeñas
Bote, taza, cazo para hacer infusión…

Objetos de piel, tela, goma, fieltro:

Bolsas de lavanda, cintas, trozos de lana…
Monedero de piel
Bolso pequeño de piel con pito
Pelotas de ropa, de cuero, de malabarismos, de tenis, de golf…
Tubo de goma.
Muñequita de trapo.
Funda de gafas.
Bolsos pequeños de lavanda, tomillo, arroz…
Tapón de baño con cadena.
Bolsita bordada.
Taco de goma (puertas)
Tapones de goma de silla.
Anillas de cafetera.
Trozos de goma elástica.
Espátula.
Asidero de cazuelas (ropa de aguja de gancho de lana, fina….)
Almohadillas de colores, texturas y peso (con arroz, trigo, lentejas, 
garbanzos)
Pomo de armario hecho con aguja de ganchillo…

Objetos de vidrio:

Mortero y mano de mortero.
Botellas de perfume.
Botes de mermelada.
Lágrimas de lámpara.
Pomo de armario
Espejito.
Bolas de vidrio.
Tubos de metacrilato con agua, balas.
Tapones grandes de botella…

AI06405
Creado por VeoBio.

Varias fuentes

Aprendizaje

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR