woman-llorando

28 mayo, 2015 - VeoBio

Hablar con nuestros hijos de como nos sentimos

¿ Cómo me siento?

¿ Qué es lo que me pasa?

¿ Por qué no puedo con lo que está haciendo?

¿ Por qué estoy enfadada?

Son preguntas que me hago cuando observo algo en Luna que me remueve por dentro.

Recuerdo una etapa en concreto, en la que su necesidad era tirar todas las cosas que se encontraba al suelo, todas, todas… yo iba detrás recogiéndolas, al principio no tenía ningún problema, pero cuando esta situación se repetía  empezó a tensionarme. Sabía que era su necesidad, que estaba explorando lo que pasaba cuando caían al suelo, su sonido, su efecto, etc… pero en alguna ocasión, cuando el cansancio me podía, perdía la paciencia.

Retiré las cosas que estaban a su alcance que se pudieran romper si caían al suelo  y coloque diferentes materiales que tenían diferentes efectos al caer. Si por alguna situación cogía algún objeto que se podía romper, me acercaba a ella y le verbalizaba ” este objeto si se cae se puede romper, si necesitas tirar  algo al suelo puedes coger este cubo de madera o esta pelota de goma” En alguna situación podía sobrellevarlo, pero en otras se me hacia muy duro.

lunaLa crianza es una búsqueda continua de uno mismo, es de gran importancia el poner límites y generar alternativas.

 

Fue cuando comencé la formación como Psicomotricista cuando escuche por primera vez hablar de Laura Gutman. Me leí varios libros, vi varios vídeos e incluso acudí a un seminario. Fue donde escuche esta frase:

Costa_Rican_Baby_and_Mom” Cuando nacemos, los seres humanos esperamos encontrar la misma calidad de confort que hemos vivido durante 9 meses en el útero materno. Es decir; contacto permanente, movimiento permanente, alimentación permanente, ritmo permanente, comunicación permanente…”

 

 

Me hizo reflexionar mucho, sobre todos los aspectos que exponía, pero sobre todo en la

11906420286_224861cb38comunicación. Desde que nuestro bebe está dentro de nosotras  y más adelante cuando son bebes, niños/as, adolescentes…

Expresar nuestros sentimientos a nuestros hijos. Poder trasmitirles como nos sentimos ante diferentes situaciones con ellos, con otras personas o con nosotros mismos.

Ojos Tristes 35Si estamos tristes, enfadados o nerviosos, nuestros hijos sienten que algo pasa, y puede que esto les genere algo por dentro que no sepan explicar, cuando nosotras le ponemos palabras a lo que nos pasa, ellos se sienten más tranquilos, más seguros, sin embargo si no lo comunicamos podemos generar un sentimiento de intranquilidad que manifiestan de diferentes maneras, a través del llanto, rabia, agresividad… porque sienten una contradicción entre lo que sucede y lo que me dicen.

Cuando observo que Luna hace algo que no me gusta, intento ver porque no me gusta, que es lo que me pasa a mi con esa situación, con eso que ella esta haciendo, y si siento la necesidad se lo transmito.

412_680983_6180850_348491Cuando comenzó a andar vivía con mucha ansiedad cuando estábamos en la ciudad. Cuando dan sus primeros pasos, exploraran como sus piernas se mueven, sostienen, como se mueve su cuerpo en posición vertical, experimentan el equilibrio, y buscan el desequilibrio, para volver a encontrar su equilibrio. Apenas han dado sus primeros pasos, que comienzan a correr, y caen, y vuelven a levantarse, y vuelven a caer…Es increíble observar todo este proceso, como en tan poco tiempo van alcanzando sus “quereres”.

Cuando estábamos en casa, tenía terreno para explorar, caminos de piedras, rampas, hierba….infinidad de terrenos que investir con libertad. Pero cuando íbamos de visita a la ciudad…. bufff… que momentos… su necesidad era explorarlo todo, explorar los parques, explorar la acera, explorar la carretera…. y cuando cogía carrerilla… algo por dentro se me removía.

Iba detrás de ella corriendo para alcanzarla, y en ocasiones ella corría todavía más!!!! era su juego!!! Me ponía muy nerviosa, pensaba lo peor que podía pasar… supongo que no soy a la primera que le pasa.

Así que un día, cuando la situación me estaba superando le grité. Ella no se dirigía a la carretera, estaba en la acera con su prima, las dos corriendo, pero yo estaba hablando con mi hermana y cuando levante la vista estaba corriendo, así que me salió de dentro un grito, LUNAAA!!!!Ella se giro muy asustada, no suelo levantar el tono de voz, así que ella me miro, su gesto cambió y comenzó a llorar. Yo me agache, y le dije ” te he asustado” ella seguía llorando, me abrazo, a mi me saltaron las lágrimas, cuando nos tranquilizamos,  yo me disculpe y le dije “cuando estamos en Zaragoza, y te veo correr me pongo muy nerviosa, porque aquí pasan muchos coches y me da miedo que te puedan hacer daño, si necesitas correr podemos buscar un sitio donde no pasen coches, yo me sentiría más tranquila.” Ella me miro y asintió con la cabeza, así que nos fuimos todas a un parque y corrió.

A partir de entonces cuando íbamos a Zaragoza le explicaba esto. Y me di cuenta que eran las situaciones que no podía controlar las que me generaban esa ansiedad.

Desde que nació intentamos trasmitirle como nos sentimos. Cuando estamos enfadados porque lo estamos, cuando woman-llorandoestamos tristes lo verbalizamos o lloramos, cuando una situación nos hace feliz se lo comunicamos… y esto facilita tanto las cosas.

Al no ocultarle nuestros sentimientos y expresarlos, le hemos facilitado herramientas para que ella también lo haga.

Asi cuando ella está enfadada nos los expresa, cuando esta triste lo comunica, cuando se siente feliz nos lo trasmite…

Nosotros le acompañamos en ese sentir cuando lo necesita y cuando necesita estar sola, ella es quien lo verbaliza.

Durante la formación me propusieron reflexionar sobre la importancia de expresar nuestros sentimientos a los niños, y no ocultarlos, como llevamos haciendo tanto tiempo.

julia1Si no mostramos como nos sentimos, si no expresamos lo que nos pasa, como ellos van a poder hacerlo.

Nosotros pensamos que una de las partes más importantes en la crianza y en el aprendizaje, es la  autoescucha, saber reconocer que es lo que me pasa a mí, para no proyectarlo en los niños.

Y en ello sigo… es algo que siempre trato de tener presente cuando estoy con Luna.

 

Ana Remacha

Terapeuta ocupacional. Psicomotricista educativa, reeducativa y terapéutica.

VeoBio/lo natural es jugar

Crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR